Flipped classroom o Aula invertida

en

Hace ya muchos años que se comenzó a cuestionar el modelo tradicional de escuela, y, sobre todo la dinámica en el aula de clases. Más allá de poner en tela de juicio si ha sido o no efectivo a lo largo de la historia, el punto es comprender que los estudiantes no son iguales y el mundo en el que deben desempeñarse es distinto.

Aula invertida o Flipped Classroom es un término acuñado por Jonathan Bergmann y Aaron Sams, profesores de química que, buscando una manera de ayudar a sus estudiantes cuando no podían acudir a las clases regulares, comenzaron por hacer videos para transmitir conocimientos y apoyarlos para que no se atrasaran.

La premisa del aula invertida es simple, los estudiantes adquieren, previo a la clase, conocimientos a través de videos, presentaciones, textos, etc., para luego, en el aula llevar a cabo proyectos, individuales o en equipo, que les permitan llevar a la práctica lo aprendido.

Se trata de invertir la clase, o mejor dicho, de agilizar el proceso de aprendizaje. El conocimiento se adquiere en casa y la práctica se realiza en la escuela. Esto contribuye a que el ciclo de la escuela tradicional se rompa y evolucione. Si el alumno llega a la clase con un conocimiento previo, entonces, el trabajo en el aula se centra en llevar a la práctica lo que se aprendió.

El reto es cómo y a través de qué tipo de recursos el docente puede hacer que sus estudiantes aprendan la teoría, comprendan los conceptos, de tal manera que cuando llegue a la clase cuente con el conocimiento suficiente para capitalizarlo y hacerlo significativo.

Por otro lado el docente puede, en clase, dedicar más tiempo a trabajar de manera específica con sus alumnos. Este tipo de modalidades cambia el concepto tradicional de docente y alumno, y, sobre todo, modifica y agiliza el proceso de enseñanza y aprendizaje.

En esta modalidad, el estudiante deja de ser un receptor pasivo y se convierte en gestor de su aprendizaje. Permite que los estudiantes aprendan unos de otros, en tanto que realizan proyectos y resuelven problemas juntos.

El Flipped classroom contribuye a que el trabajo en el aula esté centrado en el estudiante, en el aprendizaje, en que el docente se convierta en el facilitador y orientador. Y en conjunto, a que todo se agilice.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *