OPINIÓN: ¿No es muy cara la tecnología?

Incorporar tecnología dentro del aula, como parte del proceso de enseñanza – aprendizaje, en la capacitación de docentes, y en sí, en el entorno escolar es, además de un proceso que requiere planeación, orden y enfoque, un proyecto que necesita de un considerable presupuesto.

Si bien hay diversas instituciones públicas y/o privadas que se han dedicado en establecer programas para ayudar a las escuelas en la implementación de proyectos tecnológicos, una vez que estos se ponen en marcha, son las escuelas quienes luego tienen que obtener recursos para mantenerlos andando.

¿Qué diferencia hay en poner tecnología y tener un proyecto de incorporación de la tecnología?, que cuando los esfuerzos sólo están enfocados en equipar las escuelas, en conectar dichos equipos a intenet, muchas veces la manera de enseñar es exactamente igual que en la escuela tradicional (sin tecnología)

¿No es muy caro equipar toda un aula para sólo usar un power point en vez del pizarrón o un rotafolio?

Resulta primordial conformar un proyecto orgánico, no sólo considerando los equipos o el intenet, sobre todo, enfátizando en la capacitación de docentes, en generar una transformación en su manera de pensar, de enseñar, de evaluar. Promoviéndo que encuentren cuál es su nuevo papel dentro del aula.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *